News

Ejecutivo se enfoca en equipo Gerente de hotel trata a todos por igual

MODESTO -- Mario López sabe muy bien lo que es empezar desde abajo. López, tiene dos años de ser el gerente general del hotel Double Tree del centro de Modesto. Él empezó como bell boy en un hotel de Stockton cuando tenía 19 años.

Aunque él ya tiene un puesto de alto rango en el Double Tree, López, ahora de 39 años, no tiene miedo de ensuciarse las manos.

"Me recuerda de dónde vengo, le demuestra a los miembros del equipo que yo también soy uno de ellos," dijo López de cuando va a la cocina, se quita el saco, y de vez en cuando empieza a lavar platos. "Soy una persona de acción. Lo que se tenga que hacer; es un esfuerzo de equipo."

Su actitud de motivación es lo que hace que su personal aprecie lo que él está haciendo.

"Él es una gran persona, muy atento con todos nosotros," dijo Arturo Cortez Vargas en cuanto a López.

Cortez Vargas, ha trabajado en el hotel durante 9 años y es originario de Puebla, México. Él es parte del aproximadamente 60 por ciento de empleados latinos que hay en el hotel. Hay un total de 182 empleados.

El viernes pasado, López y su equipo de 21 gerentes, presentaron su comida mensual de aprecio al personal en la que los gerentes le sirven a sus empleados; entregan el premio de empleado del mes; y le dan vuelta a la rueda 'Care-A-Lotto,' la cual incluye premios como una comida gratis, boletos para el cine, comida tipo brunch en domingo, o hasta un día de descanso.

"Este tipo de actividad los mantiene motivados, especialmente con todo lo que está pasando en este momento (en lo económico)," dijo López. "Nosotros vemos esto como una inversión. Cuidamos de los que cuidan a nuestros huéspedes."

Los empleados como Apolinar Pérez, quien tiene 8 meses trabajado en mantenimiento, agradecen el gesto de aprecio.

"Siento bien que ellos me tomen en consideración. En otros lugares no hacen eso," dijo Pérez, quien es originario de Apatzingán, Michoacán, México.

López nació en El Salvador, él es el mayor de los cuatro hijos de la familia, y vivió en Stockton con su familia.

Mientras asistía a San Joaquín Delta College para mejorar su inglés y obtener su licencia para maestro de matemáticas, López estaba buscando un trabajo de tiempo parcial. Su padre, que estaba trabajando en el Hotel Hilton de Stockton, le dijo que consiguiera un empleo allí. Como empleado del hotel, López trabajó en cada puesto que había disponible y con el tiempo fue ascendiendo hasta la gerencia. Eso explica por qué es que él se enorgullece en caminar por el edificio y platicar con sus empleados en lugar de estar en su oficina trabajando con papeles.

En lo que transcurre la comida, López camina por el lugar y saluda a sus empleados, llamándolos por su nombre. Algunos de ellos son tímidos, otros sin inhibiciones platican con él como buenos viejos amigos.

"Yo les digo que no me llamen Sr. López, sino Mario," dijo él, pero comenta que él comprende que en nuestra cultura es una señal de respeto el no llamarlo por su nombre.

Durante la comida, cada anuncio que se hizo fue en inglés y en español y hasta los empleados que estaban de descanso ese día, vinieron con sus familias para participar. Una de las cosas sobresalientes de la comida fue la presentación del premio al empleado del mes, el cual fue entregado a José Orozco. Todos aplaudieron vigorosamente.

Orozco, originario de Tepatitlán, Jalisco, México, es el supervisor encargado y ha trabajado en el hotel desde octubre, 2002.

"Me gusta todo lo de mi trabajo. Lo disfruto mucho; la gente, todo. Todos ellos son mis amigos," dijo él.

"Él siempre tiene una sonrisa en la cara, él es dedicado a su trabajo y muy fiel," dijo el Chef Keith Breedlove de su compañero de trabajo Orozco. "Él es un hombre sorprendente, simplemente no puedo decir lo suficiente."

Desde que López llegó al hotel Double Tree hace dos años, él ha estado muy activo en la comunidad. López ha prestado servicio en la Mesa Directiva de Hispanic Leadership Council; él también se ha ofrecido a presentar sus juntas semanales así como otras actividades no lucrativas más; él ha prestado servicio en la Mesa Directiva de la Cámara de Comercio de Modesto; y la Mesa Directiva Asesora del Comité para Acción Juvenil; está en la Mesa Directiva de Modesto Convention & Visitors Bureau Board; y visita la escuela primaria Fairview ocasionalmente junto con sus gerentes para servir la comida cuando los estudiantes mejoran sus calificaciones.

"Yo llevo a los gerentes para que sean de inspiración a los niños, ellos pueden llegar a ser lo que ellos quieran," dijo López.

Entre los gerentes que sirvieron la comida el viernes estuvieron: Enrique Castillo, de 33 años, director de alimentos y bebidas; Tina Pouncey, de 36 años, directora de administración de ingresos; Alex Vargas, 30 de años, director de finanzas; Isidro Rodríguez, de 41 años, gerente de banquetes; John Fehn, de 49 años, director de operaciones de propiedad.

Mande correo electrónico a:

oruiz@vidaenelvalle.com

  Comments