News

Los indocumentados no son responsables de la crisis estatal de California: Schwarzenegger

SACRAMENTO — Líderes republicanos y demócratas de California coinciden con el Gobernador Arnold Schwarzenegger en que los inmigrantes indocumentados no son los responsables de la crisis presupuestal en el estado.

La semana pasada, el mandatario estatal calificó como ‘gran error’ culpar a la comunidad indocumentada por la crisis de presupuesto que vive el estado.

Ese calificativo del mandatario vino después de que en una reunión de la Cámara de Comercio de San Luis Obispo, Diane Blakeslee, madre del Asambleísta Sam Blakeslee, republicano de San Luis Obispo, le cuestionara si los indocumentados son los responsables de que el estado tenga un déficit presupuestario de 8 billones de dólares.

La pregunta específica de Blakeslee fue qué es necesario hacer para que los indocumentados dejen de utilizar los servicios médicos y educativos así como otros gastos.

La respuesta de Schwarzenegger fue enfática: “Yo puedo garantizarte, después de cuatro años al frente de la oficina en Sacramento, que yo no creo que la inmigración indocumentada haya creado esta situación que ahora tenemos.”

Inclusive, esta percepción del gobernador es respaldada en parte por otros líderes republicanos como el caso del Asambleísta Jim Silva, republicano de Garden Grove, quien en este año legislativo propuso medidas antiinmigrantes como el poner a la inmigración indocumentada dentro del renglón de “estado de emergencia”.

“Yo no creo que los indocumentados sean la causa del problema de presupuesto en California pero sí creo que la cantidad de servicios gratuitos que ellos (los indocumentados) reciben dañan en parte la economía del estado.”

Agregó que los recursos que son destinados para los indocumentados bien podrían utilizarse en el mejoramiento de servicios para los ciudadanos en el estado.

Inclusive, el Asambleísta Bob Huff, republicano de Garden Grove, quien este año presentó un paquete de ocho medidas antiinmigrante en la Legislatura, comentó que él cree que el problema de presupuesto no tiene su origen en los servicios a indocumentados.

“Creo que el problema radica en el hecho de que la Legislatura tiene muchos gastos adicionales que deben de ser bien vigilados para que esto no suceda,” dijo Huff.

Explicó que durante la administración de Schwarzenegger las ganancias de la Legislatura se han incrementado un 41 por ciento pero el gasto ha crecido un 44 por ciento más que la población y la inflación.

Respecto a lo que gasta el estado por los indocumentados, Huff aseguró que es necesario sostener un diálogo e ideas inteligentes por parte de la Legislatura para solucionar ese problema.

De acuerdo al Departamento de Finanzas de la Legislatura estatal el renglón en donde más se invierten recursos para los indocumentados, después de la educación, es la encarcelación y la deportación.

Durante el año fiscal 2007-2008 el estado gastó 965 millones de dólares y según estimaciones, para este año se espera que la cifra llegue a 1 billón de dólares; pero ese dinero es otorgado por el gobierno federal a través del programa Asistencia para Criminales Indocumentados (SCAAP, por sus siglas en inglés).

También, el Comité Ejecutivo republicana dio a conocer la semana pasada que el estado gasta casi 8 billones de dólares en proveer servicios educativos a los indocumentados, de acuerdo a un estudio del 2004 de la Federation for American Immigration Reform.

El Senador estatal Gil Cedillo, demócrata de Los Ángeles, mostró su total desacuerdo con la opinión de Blakeslee al asegurar que ésta es una visión totalmente equivocada.

“La verdad es que los inmigrantes impactan muy positivamente la economía del estado y del su presupuesto por lo que son esenciales para la prosperidad de California. No podríamos tener un futuro próspero sin sus contribuciones,” afirmó.

Mande correo electrónico a:

mmartinez@vidaenelvalle.com

  Comments