Living

El juego de la ausencia

Cuando quieras enamorar a alguien, al principio es necesario que compartas mucho tiempo con esa persona. Pero una vez se establece la relación, hay que conceder un espacio para crear un balance entre estar ausente y estar presente. Si te comportas como un gemelo siamés, que no puede separarse, te conviertes en costumbre y desaparece la emoción por verte.

Has que valoren tu presencia de la misma forma que se aprecian los rayos del sol, después de muchos días de lluvia lo extrañamos y cuando brilla nos deleitamos con su resplandor.

  Comments