New Articles

Posible problema para familias que viven con inmigrantes indocumentados en viviendas públicas

Urban Institute director speaks on HUD proposal targeting undocumented immigrants

A proposal by Department of Housing and Urban Development Secretary Ben Carson would affect Fresno and California families with undocumented immigrant members, evicting them from public housing.
Up Next
A proposal by Department of Housing and Urban Development Secretary Ben Carson would affect Fresno and California families with undocumented immigrant members, evicting them from public housing.

Es muy probable que las familias en el Valle Central lleguen a resultar afectadas bajo una nueva propuesta que obligaría a los familiares indocumentados a salirse de las viviendas públicas, dijeron funcionarios y defensores esta semana.

El Congreso está revisando una propuesta que presentó el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados (HUD), que se enfocaría en familias que tienen estatus migratorio mixto. Por ejemplo, eso incluye a familias que pudieran tener hijos nacidos en los Estados Unidos, pero que uno de sus padres pudiera ser indocumentado.

HUD dice que la enmienda a los reglamentos existentes es necesario para poder proveer los recursos existentes a quienes están legalmente en el país.

“Nuestro país está enfrentándose a desafíos en vivienda asequible y tenemos que asegurarnos de que nuestros escasos recursos públicos ayudan a quienes tienen el derecho legal a recibirlos,” dijo el secretario de HUD Ben Carson en una declaración el 22 de abril. “Dada la abrumante demanda en nuestros programas, la imparcialidad exige que nos dediquemos a los residentes legales que han estado esperando una vivienda asequible, algunos de ellos durante muchos años.

Pero los defensores de la inmigración y quienes trabajan con las comunidades vulnerables expresaron asombro a la propuesta, diciendo que eso desplazaría a miles de familias inmigrantes y a sus hijos en el Valle Central.

Maricela Gutiérrez, directora ejecutiva de Servicios, Derechos de Inmigrantes y Red de Educación, dijeron que las familias inmigrantes trabajadoras dependen de esta asistencia federal para poder seguir a flote, dado el alto costo de la vida en California.

Eso no solo afectaría a quienes son indocumentados y viven con familiares en viviendas públicas, sino también a los niños nacidos en este país que viven bajo el mismo techo, dijo ella.

“Tiene el potencial de desplazar a miles de familias. ..Estoy muy asombrada de leer sobre lo que está dispuesta a hacer la administración Trump para relegar más a las sombras a las comunidades de inmigrantes indocumentados,” dijo Gutiérrez. “Es simplemente un ejemplo de otro método o estrategia de la administración Trump por remover a los inmigrantes de este país.”

El Vocero de HUD, Raffi Williams dijo que la propuesta, que no ha sido publicada todavía, está siendo revisada por el Congreso. Después de la revisión, dijo él, va a pasar por un periodo de 60 días para comentario público. Actualmente, todavía no se ha hecho pública una copia de la propuesta.

“En cuanto se cierre el periodo de comentario púbico, HUD considerará la información que se haya recibido antes de publicar la decisión final,” dijo Williams el lunes.

Si entra en vigor el cambio propuesto, dijo Williams, las familias con familiares que son indocumentados, y “que no pueden encontrar otra vivienda asequible adecuada podrían obtener un permiso temporal de hasta 18 meses para el final de la asistencia.”

Preston Prince, director ejecutivo de Fresno Housing Authority, agencia que administra la vivienda pública local, dijo que cualquier cambio en políticas sería “causa de preocupación.”

Prince dijo que la información que la agencia actualmente tiene sobre el cambio propuesto solo incluye lo que se ha reportado a los medios.

“Fresno es rico en cultura y diversidad y dada la industria agrícola de todo el Valle Central, es muy probable que algunas de las familias a las que prestamos servicios pudieran resultar afectadas por la regla propuesta,” dijo él.

Prince dijo que la prioridad de su agencia es la de proveer estabilidad en la vivienda para las familias y proveer subsidios. “Cualquier cambio de política que proponga hacer lo contrario de seguro es causa de preocupación,” dijo él.

Prince dijo que su agencia revisará el cambio propuesto tan pronto como esté disponible para revisión pública.

Eric Payne, director ejecutivo de Central Valley Urban Institute, agencia que trabaja con familias de bajos ingresos, dijo que los impactos del cambio propuesto pudieran ser “catastróficos” para las familias inmigrantes de la región.

“Como organización, vamos a adoptar una rígida postura en contra de los ataques a los inmigrantes indocumentados y sus familias que están en vivienda con subsidios,” dijo él el lunes.

Aunque, dijo él, su organización todavía está “esperando para ver la totalidad de la propuesta de la administración.”

“Aunque nos asombra la dirección en que va la administración, y el impacto que tendrá en las familias aquí en el Valle Central,” dijo él. “En nuestra comunidad, queremos asegurarnos de que haya protección adecuada para los inmigrantes indocumentados y sus familias.”

Hay millones de familias que reciben asistencia en vivienda federal, a nivel nacional.

HUD calcula que hay algunas 32,000 familias que reciben asistencia por parte de HUD y que están encabezadas por un individuo que no está legalmente en este país.

Un experto dijo que la cantidad pudiera ser mucho mayor.

Steven A. Camarota, director de investigación en Center for Immigration Studies, lugar donde se estudian las consecuencias de la inmigración legal e ilegal en los Estados Unidos, dijo que aproximadamente de un 3 a un 6 por ciento de familias que están en asistencia pública están encabezadas por un familiar que está indocumentado en el país. Eso se traduce a una cifra de 100,000 a 200,000 familias a nivel nacional, lo cual Camarota dijo, todavía es una pequeña fracción de todas las unidades de vivienda.

El cálculo de Camarota está basado en una Encuesta de Ingresos y Programa de Participación del Buró del Censo (SIPP), y los cálculos de HUD están basados en datos administrativos. Pero los datos administrativos solo incluyen a quienes tienen identificación, y una gran parte de los individuos indocumentados usan identificaciones falsas, dijo él.

La Vocera de Fresno Housing Authority, Brandi Johnson, dijo el martes que la agencia presta servicio a un total de 50,000 familias que están en viviendas públicas y Sección 8. Ella dijo que se necesitaría mucho personal para analizar qué tantas familias resultarían afectadas bajo el cambio propuesto, y la agencia tampoco quiere que las familias que tienen familiares indocumentados tengan temor.

La política existente permite que la renta de las viviendas públicas tenga una tarifa proporcional para los familiares indocumentados, dijo Camarota. Sin embargo, “no hay mucha evidencia de que eso haya pasado alguna vez.”

Aunque las unidades de vivienda pública que están encabezadas por individuos indocumentados representan una pequeña porción, todavía es una cantidad grande de unidades y dinero, dijo él. El suministrar asistencia en vivienda pública para personas indocumentadas hace surgir preguntas en cuanto a si ese es el mejor uso de los recursos que son financiados con contribuciones de impuestos, en particular porque hay una falta de vivienda asequible.

“Parece ser una manera razonable de tratar con un problema,” dijo Camarota el lunes sobre la propuesta de HUD.

  Comments