Read in Spanish Read in English

LOCAL

Niños Sanos, Familia Sana

Vida en el Valle

(Published Tuesday, September 18th, 2012 12:10PM)

E-Mail Print Subscribe to print

Edwin, de 7 años de edad, hijo de María Ríos, come fruta, pero las verduras son otro cuento.

"Hay algunas verduras que él sí come, y hay otras que no," dijo Ríos, quien trabaja como promotora. Por ejemplo, dice ella, Edwin come calabaza si tiene queso encima, pero la saca de la sopa de verduras.

Pero con el apoyo de un nuevo programa que tiene el propósito de terminar con la obesidad infantil en esta ciudad al oeste del Condado de Fresno, Ríos espera aprender a preparar platillos con calabaza y otras verduras que le gustarán a Edwin.

Edwin es uno de los aproximadamente 400 niños mexicoamericanos de Firebaugh que están inscritos en una nueva iniciativa de salud para la familia, que combina la actividad física, la educación sobre nutrición, cupones de comida, y exámenes de salud dos veces al año, con la meta de detener los porcentajes de exceso de peso entre los niños.

El programa que estará en el nuevo centro Niños Sanos, Familia Sana, es parte de un estudio sobre maneras efectivas de detener la obesidad. Está financiado con un subsidio de cinco años por parte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, y es una colaboración entre la Universidad de California en Davis, y la Extensión Cooperativa de UC, y la comunidad local.

Durante una actividad de celebración en la apertura del centro el jueves pasado por la mañana, la instructora de UC Davis Adela de la Torre, dijo que la iniciativa tiene el potencial de detener la epidemia de obesidad en las comunidades pobres del Valle de San Joaquín, y más allá. Como un 17.5 por ciento de los niños latinos en el Valle estaban en sobrepeso en 2009, según datos de California Health Interview Survey.

"El enfoque de este centro es para ir a la delantera de un importante movimiento que queremos promover, y eso es la actividad física, la buena nutrición, y un cambio en comportamiento que resultará en una reducción de obesidad aquí en esta comunidad y esperamos que en todo California," dijo de la Torre.

Como parte del programa, los estudiantes participarán en actividades físicas y aprenderán sobre nutrición en la escuela. Los niños y sus familias aprenderán a usar las frutas y verduras para preparar comidas saludables durante 10 diferentes actividades educativas que se harán durante el año. Los niños y sus familias también asistirán a exámenes de salud para monitorear su peso, presión arterial, índice de masa corporal, y circunferencia de la cintura.

Las familias participantes también recibirán cupones de $25 cada mes para comprar frutas y verduras en los mercados locales. El componente económico, combinado con los demás elementos, ubica a este programa aparte de los demás, dijo Lucia Kaiser, del Departamento de Nutrición de UC Davis.

"Las investigaciones han demostrado que las clases de crianza son verdaderamente importantes para evitar la obesidad en los niños latinos," dijo Kaiser. "Así que un gran enfoque de nuestra educación no solo tiene que ver con manejar dinero para comprar las comidas adecuadas, sino también tiene que ver con trabajar eficientemente con los niños para ayudarles a adoptar comportamientos saludables."

"Es la manera de tratar con la educación centrándose en la familia y combinado con un incentivo económico, lo que creemos que va a ser una manera de hacerlo diferente," dijo ella.

UC Davis está hacienda pruebas con una manera diferente de tratar la prevención de la obesidad en la comunidad cercana de San Joaquín. Se esperaba que la universidad revelara un proyecto de mural comunitario el domingo pasado, y colaborará con las escuelas del área para enriquecer su currículo en ciencias, de acuerdo a un comunicado de prensa.

Al final del estudio, la universidad medirá la efectividad del programa de Firebaugh al comparar el porcentaje de aumento de peso en Firebaugh y San Joaquín. El personal de la Extensión Cooperativa de UC después ayudará a implementar elementos del programa de Firebaugh en San Joaquín.

E-Mail Print Subscribe to print